Continuación de la serie “50 shades” de problemas: Sexo Casual

Como darle un “Boost” a tu vida sexual
Dra. Maria Zweig MD

Entre mis “TOP 5” quejas por la cual pacientes visitan a mi oficina esta –

Mi deseo sexual esta por el piso doctora.  ¿Qué puedo hacer?”

 Muchas veces aunque vienen por un examen de rutina o otras causas, en su lista de problemas se encuentra esta situación.

 

Lo oigo entre todas las edades, todos los niveles socioeconómicos, estados de salud, con o sin pareja. Las únicas pacientas que nunca se me han quejado, son las embarazadas. Por lo general en estas pacientas lo que les preocupa es, Si pueden estar activas sexualmente y hasta cuando.

 

El libro describe esta condición medica como:

Deseo Sexual Hipoactivo ( HSDD – en ingles ), que  es la forma de disfunción sexual mas común, entre todas las mujeres de todas las edades. Un estudio reciente revela que alrededor de por lo menos 1/3 partes de la mujeres de 18 a 59 sufren de una perdida de interés en el sexo.

A lo opuesto del hombre, que su queja principal en el área sexual, es con  la erección – un problema físico que se resuelve con terapia farmacológica, pastillas.

En la mujer su queja principal, disminución del deseo sexual – es una combinación de factores y la interacción entre ellos, físicos y emocionales – que influyen en el interés sexual de esta mujer.

 

Su pareja

Aunque uno puede tener deseo sexual sin una pareja, si existe una disminución en el deseo  – ayuda mucho tenerla presente. La “función técnica” de esta pareja es también importante. Si existe problema en la ejecución de el, nos afecta a nosotras en el deseo. El tiene que buscar ayuda.

 

A veces el problema con nuestra pareja no es física, si no emocional y la parte emocional de la sexualidad en la mujer es bien grande.

 

Tiene que haber interés en tener sexo con esta persona. A veces un obstáculo, se hace una escusa, en de vez de una causa, por que no existe el interés en la pareja.

 

Su estado de salud física y mental

 

Deseo sexual como el buen apetito o nivel de energía, es una señal de buena salud. Si nuestra salud no esta optima, nuestro deseo sexual se afecta.

 

La buena salud es física:

  • Ejercitar con frecuencia
  • Descansar y dormir lo apropiado. Evitar el agotamiento físico.
  • Alimentación saludable, mantener un peso optimo.
  • Control de enfermedades crónicas – diabetes, presión alta, síndromes de dolor crónico, etc.
  • Evitar hábitos tóxicos
    • Exceso de fumar, beber, y otros vicios.
  • Medicamentos, cotejar los que pueden afectar el libido. Como medicamentos hipertensivo, anticonceptivos, antidepresivos, etc.

 

Buena salud es mental

  • Trastornos de ánimos, depresión, ansiedad, entre otros.
  • Experiencias negativas en relaciones sexuales previas
  • Evitar el agotamiento mental

Hay que buscar ayuda, a veces uno no puede resolver algo sola. Existe ayuda a nivel de sicólogo, siquiatra, familia, amistades, grupos de ayudas, trapistas sexuales, su medico primario, ginecólogo.

 

Auto-estima

  • Hay que estar feliz con nuestros cuerpos, nuestra posición y ser en la vida, en todo aspecto.

Si algo especifico que le molesta, coja control, y cámbielo, especialmente si es para mejorar su salud general. Hay que quererse, para buscar el amor en otro.

 

Alternativas disponible:

Ofrecemos varios planes para rebajar de peso y mejorar su estado de salud física.

Hay varia alternativas de ginecología estética; si la apariencia externas no nos complace – esta la alternativa de labioplastia. Si el introitos (la entrada a la vagina) esta muy abierta se puede recoger o hacer un “Nip & Tuck”.

 

Estrés económico  y familiar

  • Problemas familiares, la economía personal y familiar, hijos, padres, trabajo todo influye.

Hay que canalizar todas estas energías negativas en algo productivo. Hay que dejar tiempo para nosotras y nuestra pareja en la vida.

 

Hormonas

  • Estrógeno
  • Testosterona

 

“Low E” Estrogena baja

causa dolor o ardor en la relación sexual o después, cual por su puesto, causa que no queramos tener sexo. Además de dolor causa menos fluyo sanguíneo/vascularidad  al área, cual puede causar demora para llegar al orgasmo y atenuación del mismo.

Esto es común usando pastillas anticonceptivas, durante la lactancia y después de la menopausia.

Se receta algún estrógeno local y se debe resolver.

 

“Low T” Testosterona baja

Testosterona es la hormona responsable de aumentar deseo sexual y el estamina en las personas. Es común tenerla baja si uno toma ciertos medicamentos, algunos trastornos hormonales (de pituitaria o endocrinos) si le remueven los ovarios (quirúrgico o por medicamento) o en la menopausia.

Terapia hormonal sistémica se puede utilizar para Low T,  mi preferencia es vía la ruta dermal.

 

Alternativas disponible:

Además de terapia hormonal tradicional, también ofrecemos terapia hormonal bio-idéntica trans-dermal por “pellet” de liberación automática de hormonas que puedan estar deficiente.

 

Dolor pélvico

Si nos duele, no nos gusta y el deseo sexual baja.

Si es por una infección y se resuelve rápido, el dolor se cura y ya. Si, se vacila en diagnosticar o tratar, puede haber daño permanente al aparato reproductivo y el dolor puede que se maneje, pero no se resuelve.

A veces no hay infección, si no una enfermedad inflamatoria ­– endometriosis ­ – congestión pélvica o otra condición ginecológica como fibromas, quistes, etc.

Cada cual, se puede ofrecer tratamiento para resolver el problema que cause el dolor con la relación sexual.

 

Hay un tipo de “neuropatía” – Vulvodynia – donde los nervios están demasiado hipersensible en el área, y literalmente la mujer no soporta que le toquen en el área.

Vaginismo es una situación donde la mujer tiene tanto miedo al sexo que contrae los músculos del área involuntariamente y imposibilita el acto sexual.

Estas condición necesitan soluciones multi-disciplinaria. Se pueden utilizar  fármacos que se usan para dolor crónico, botox, anestésicos tópicos, etc.

 

 

Soluciones 

 

Algunas soluciones ya e mencionado arriba cuando discutiendo las causas especificas.

 

Existen otras alternativas para un “boost” adicional.

  • Terapia de anti-aging “estimulo de telomerasa”
  • Instrucción en la sexualidad y uso de juguetes
  • Terapia con testosterona
  • G-spot amplificación – inyecciones

 

Estas terapias están diseñada a aumentar y amplificar el deseo  o el placer durante el sexo.

Hay que diferenciar entre disminución en el deseo sexual y no tener placer o llegar al orgasmo durante el sexo. Si el sexo no se disfruta tarde o temprano, el deseo se afecta. He tenido pacientes que ya van por nietos, y nunca han tenido un orgasmo. Aplaudo a mi paciente que me pidió instrucción en el tema, ojala me lo hubiera dicho antes.

Es un tema complejo, y muchas veces requiere mas de un tipo de intervención.  Basta decir, que hay alternativas disponible. Lo importante es buscar ayuda cuando necesario, saber que no esta sola, es una condición común, que solo necesita mirar, ir resolviendo causas y buscar alternativas.