Desbalances hormonales

Dra. Maria Zweig MD

 

Trastornos hormonales son comunes, de hecho, son más comunes en la mujer que en el hombre. Entre mis pacientes veo muchos problemas de tiroides, muchos nódulos de tiroides y mucho cáncer de tiroides.

Las hormonas sexuales ejercen su función desde la pubertad hasta la menopausia y después. Como le suelo decir a mis pacientes, la menopausia no es un abrir y cerrar de puerta si no un cambio gradual de dominancia entre las tres hormonas sexuales presente durante la vida reproductiva de la mujer.

En algunos de los problemas hormonales que padecemos el factor de riesgo principal es ser mujer y el paso de los años, pero como la mayoría de los padecimiento de que padecemos las causas son multifactoriales. Existe también un factor hereditario o genético y estilos de vida que vivimos. También puede haber deficiencias hormonales secundarias a cirugía, donde parte o toda la glándula es removida quirúrgicamente o destruida vía algún tipo de quimioterapia o radioterapia por distintos problemas médicos.

Muchos de los problemas hormonales que podemos padecer dan síntomas comunes como cambios menstruales, de peso, estado de ánimo, infertilidad, y en la piel y el cabello. Cambios pueden ser gradual y lento o súbito con síntomas dramáticos que nos obligan a buscar ayuda médica rápido. Algunos de los síntomas son bien específico de un trastorno hormonal y fácil de identificar, otros pueden estar presente en varios de los trastornos hormonales posibles.

 

Síntomas de un desbalance en las hormonas sexuales

      • Estrógeno
      • Progesterona
      • Testosterona

La mujer se caracteriza por ser cíclica en sus niveles de hormonas sexuales a diferencia de los hombres que mantienen un nivel de hormona estable sin altas y bajas. El estrógeno es la hormona que predomina durante la vida reproductiva de la mujer. La deficiencia de progesterona caracteriza la irregularidad menstrual durante la pubertad y la peri-menopausiaEn la menopausia las tres disminuyen pero el estrógeno y progesterona bajan mucho más que la testosterona. Esto resulta en relativamente más hormonas masculinas estar presente que en otros momentos en la vida de la mujer. Esto es parte de la razón por la cual mujeres pueden ver más vello facial y caída de pelo durante la menopausia.

Síntomas de deficiencia de estrógeno:

      • Sofocos
      • Trastornos de sueño
      • Piel seca y fina
      • Dolor con la relación sexual
      • Disminución de libido
      • Dolor de cabeza
      • Dificultad en concentración
      • Depresión
      • Pérdida de masa ósea

Síntomas de exceso de estrógeno:

      • Retención de liquido
      • Dolor e inflamación de los senos
      • Nerviosismo, irritabilidad, ansiedad
      • Menstruaciones abundantes y pesadas
      • Fatiga
      • Aumento de peso
      • Cambios de animo
      • Manchas en las cara

Síntomas de deficiencia de progesterona:

      • Dolor de cabeza
      • Ansiedad
      • Menstruaciones irregulares
      • Infertilidad
      • Acné
      • Aumento de peso
      • Cambios de animo
      • PMS
      • Dolor de articulación
      • Confusión

Síntomas de exceso de progesterona:

      • Somnolencia
      • Retención de agua
      • Candidiasis
      • Inflamación de los senos
      • Hinchazón de abdomen

Deficiencia de testosterona:

      • Fatiga
      • Disminución de deseo sexual
      • Disminución de masa muscular
      • Aumento de peso
      • Pérdida de masa ósea
      • Depresión
      • Disminución de concentración
      • Pérdida de memoria

Exceso de testosterona:

      • Acné
      • Irritabilidad
      • Pérdida de cabello
      • Insomnio
      • Piel grasosa


 

La hormona de la lactancia Prolactina 

Esta es la hormona de la lactancia. Es la hormona que sube durante el embarazo y permite que la mujer amamante a su bebe.

La pituitaria es la glándula que produce esta hormona y o por nódulos (adenoma) o sobre-producción glandular. Producción anormal puede causar deficiencia de estrógeno, pérdida de masa ósea, disminución de la regla y problemas de fertilidad.

Las hormonas adrenales Cortisol 

Cortisol es la hormona que controla la respuesta del cuerpo  de vuelo-o-lucha. Es la hormona que nos ayuda a combatir durante momentos de emergencias y estrés. Aumenta los niveles de azúcar en la sangre, para brindar el combustible para luchar contra momentos adversos, aumenta la presión arterial y el latido cardiaco. Estos efectos se realizan a expensa de otras funciones en el cuerpo que en el momento de una emergencia o de mucho estrés no son de vital importancia para sobrellevar el problema inmediato. Le resta atención a funciones del cuerpo que no son prioridad durante momentos de estrés como:

  • Función Reproductiva
  • Digestión
  • Almacenaje de energía
  • Dormir

Personas que llevan un ritmo de vida rápido, llenas de mucha demanda y estrés, causan que el nivel de cortisol se mantenga alto todo el tiempo. Esto puede causar dos efecto negativos en nuestras vidas.

Primero, los niveles altos de cortisol pueden causar:

      • Diabetes
      • Resistencia a la hormona insulina
      • Aumento de peso específicamente alrededor de la barriga
      • Colesterol alto, triglicéridos altos
      • Pérdida de masa muscular
      • Pérdida de masa ósea
      • Pérdida de cabello
      • Infertilidad
      • Presión alta
      • Enfermedad cardiovascular
      • Trastornos del sueño
      • Depresión
      • Disminución de deseo sexual

Segundo, el cuerpo no puede mantener estos niveles altos por tiempo indefinido. Tarde o temprano los niveles van a empezar a disminuir, por agotamiento glandular, y el cuerpo va a reflejar síntomas por deficiencia de esta hormona.

      • Cansancio, debilidad
      • Dolor muscular
      • Dolor de articulaciones
      • Pérdida de apetito
      • Antojos de sal
      • Presión arterial baja
      • Azúcar baja en la sangre
      • Depresión
      • Dificultad para superar una enfermedad menor
      • Irritabilidad
      • Trastornos de sueño
      • Mareos
      • Confusión
      • diarrea
      • Ojeras
      • Orinar frecuente

Las hormonas de la tiroides

 

  • Tiroxina (T4)
  • Triodotironina (T3)

El rol de la tiroides es controlar el metabolismo. Convierte comida en energía y controla la temperatura del cuerpo.

Cuando esta glándula esta vaga, hipotiroidismo, hay deficiencia de estas hormonas los siguientes síntomas pueden estar presente:

      • Intolerancia al frío, extremidades frías
      • Metabolismo lento, se fatiga más fácilmente
      • Aumento de peso
      • Presión arterial baja, pulso bajo
      • Dificultad en concentración, pérdida de memoria
      • Piel y cabello más reseco
      • Pérdida de cabello
      • Uñas quebradizas
      • Estreñimiento
      • Dolor de cabeza
      • Disminución del deseo sexual
      • Depresión
      • Ansiedad
      • Ojos hinchados
      • Infertilidad

Cuando la glándula está trabajando de más,  hipertiroidismo, los síntomas pueden incluir:

      • Palpitaciones
      • Nerviosismo
      • Irritabilidad
      • Dificultad para dormir
      • Cabello fino y quebradizo
      • Debilidad muscular
      • Perder peso, aun cuando hay buen apetito
      • Aumento de sudoración
      • Temblor en las manos
      • Periodos más leves y menos frecuentes
      • Apariencia de los ojos más grandes o que pueden protruir.

Hay pruebas de laboratorio para medir función glandular y ver desbalances presente. Hay terapia hormonal de remplazo para las deficiencia hormonales y terapias de supresión para los excesos hormonales. Hay condiciones de disfunción hormonal que unas ves presentes duran por el resto de la vida y otras que pueden resolver o fluctuar durante la vida de la persona. No todo trastorno hormonal requiere tratamiento farmacológico terapia alterna y cambios de estilo de vida también existen.

[/fusion_text]